Cuando trates con tu compañía de seguros, reconoce que no estas tratando con una organización benéfica. Estás tratando con una empresa que intentará ganarte la mayor cantidad de dinero posible. Y no dejarán dinero sobre la mesa cuando le paguen una reclamación de seguro.

A continuación te compartimos 3 cosas que tu aseguradora no quiere que sepas:

#1 No trabajan para ti: Es fácil suponer que las compañías de seguros están trabajando arduamente para llegar al fondo de un accidente. Incluso podrías creer que tu propia compañía de seguros tiene la obligación de representar tus mejores intereses. Desafortunadamente, no lo hacen, y no lo harán.

Las compañías de seguros son corporaciones con fines de lucro. Su mayor preocupación, por encima de todo, es su resultado final. Prefieren rellenar sus propios bolsillos que los tuyos. Y al final del día, se preocupan más por sus accionistas que por ti.

#2 Saben que tu oferta de liquidación es demasiado baja: Si recibiste una oferta de liquidación anticipada de una compañía de seguros, es una apuesta segura que la oferta representa menos de lo que realmente se te debe. Probablemente mucho menos. Y la compañía de seguros ya lo sabe.

Las “ofertas bajas” son una práctica estándar para las compañías de seguros. Así es como hacen su dinero. De hecho, a las aseguradoras a menudo les gusta establecer sus ofertas iniciales tan bajas que, incluso si tienen que aumentar la oferta una y otra vez durante el proceso de negociación, finalmente ahorrarán dinero.

#3 La aseguradora planea usar sus declaraciones en su contra: Esto se debe a que los ajustadores de seguros han sido capacitados para buscar declaraciones o acciones que puedan convertir en admisiones de responsabilidad o “actos incompatibles con” las reclamaciones que ha realizado. Incluso podrían tratar de inducirte a hacer declaraciones contradictorias o decir cosas en contra de sus mejores intereses.

Hablar con las aseguradoras puede ser complicado. Si bien tienes la obligación de hablar con tu propia compañía de seguros después de un accidente y cooperar razonablemente con su investigación del reclamo, debes tener cuidado con lo que dices. Te recomendamos hablar con nuestro equipo legal antes de contactarte con tu aseguradora o con la aseguradora de la otra parte.