Las evidencias son las herramientas más útiles para poder comprobar los hechos ocurridos en un accidente automovilístico. Una duda frecuente que nuestros clientes suelen tener es, ¿Qué se considera evidencia en un accidente automovilístico?

A continuación te detallamos los tipos de evidencias. Recuerda, cuanta más evidencia tengas para respaldar tu reclamo por lesiones personales, más probable será poder protegerte de cualquier defensa inventada hecha por el conductor culpable o su compañía de seguros.

#1 Evidencia de la escena del accidente: es importante que después de asegurar tu integridad recuerdes que es necesario tener evidencia en el lugar del accidente. Si puedes ponerte de pie y caminar, intenta tomar todas las fotografías posibles, este tipo de evidencia es la más útil. Por lo tanto, toma fotografías de las heridas de los involucrados, el estado de los vehículos involucrados y sus daños, escombros de la colisión, marcas de derrape o vidrios rotos, cualquier defecto de la vía u obra de construcción que pueda haber contribuido al accidente. También toma fotos de cualquier dispositivo de control de tráfico como semáforos o señales de alto o ceder el paso, condiciones meteorológicas y de iluminación.

Si por tu condición física no puedes moverte, pídele ayuda a algún transeúnte. 

#2 Información de los testigos: Si tus lesiones no te impiden hablar con otras personas inmediatamente después del accidente, intenta recopilar la información de contacto de los peatones en el área o los conductores que puedan haber visto el accidente.

#3 Información del conductor: No permitas que el otro conductor huya de la escena sin identificarse. Trata de obtener su nombre, dirección, número de teléfono, número de licencia, número de placa e información del seguro. 

#4 Reporte policial: Obtén el nombre y el número de placa del oficial de policía que llega a la escena del accidente. Solicita el número de informe policial e instrucciones para obtener una copia. En este documentos los policías detallaran lo ocurrido.

#5 Evidencia de lesiones personales: No importa si es leve o grave la lesión, es vital contar con un historial médico que detalle la evolución de las mismas.

#6 Evidencia de Daños: Presenta reportes o informes que demuestren cuáles fueron los daños de propiedad que sufrió y el estado del vehículo previo al accidente.