Esta situación es más común de lo que te imaginas. En estos casos te recomendamos tener el apoyo de un abogado experimentado que conozca bien los pasos a seguir.

En primer lugar, es necesario que tengas claro que el acuerdo (settlement) es la compensación que recibes por los daños sufridos en un caso de lesiones personales. Este apoyo económico te abrirá las posibilidades de poder recuperar tu salud todo lo que sea posible. La compensación incluye la cobertura de gastos médicos, daños a la propiedad e incluso honorarios legales. Todos estos recursos con la finalidad de devolverle la mayor tranquilidad, paz y apoyo por los daños psicológicos o físicos sufridos. Mucha gente sabe que los acuerdos suelen ser preferibles a ir a juicio por varias razones, incluido el hecho de que los acuerdos garantizan que puede recibir dinero y acceder a él antes. Ir a juicio es un proceso largo que a menudo produce resultados impredecibles.

Para conseguir una compensación justa, necesitas un abogado de lesiones personales que negocie en tu nombre. Es razonablemente seguro y realista decir que la primera oferta que presente la compañía de seguros será baja. La mayoría de veces, estas personas quieren aprovecharse de la desinformación y confusión de las víctimas para evitar pagar lo justo. Adicionalmente, intentan establecer un acuerdo bajo para comenzar a negociar y no llegar a la cifra que generalmente corresponde.

Sin embargo, rechazar la oferta no es tan simple como exigir que tu compañía de seguros te presente más dinero. En su lugar, debes escribir una carta formal rechazando el acuerdo. Esta carta debe incluir por qué necesitas más dinero y una contraoferta basada en tus lesiones y daños. Este trabajo requiere mucha experiencia y temple para conseguir el monto justo. En Grupo Legal Campeones podemos ayudarte para obtener el mejor resultado posible. ¡Llámanos hoy! Todo nuestro equipo tiene amplia experiencia en estos casos y podemos atenderte en inglés o español.