De acuerdo a las leyes de California el estatus migratorio de una persona no puede ser considerado como evidencia en un reclamo de compensación por lesiones personales. 

¿Cuándo surgió y en que consiste esta ley? El 17 de agosto de 2016, el gobernador Jerry Brown firmó una nueva ley para proteger a los inmigrantes indocumentados. Esta ley protege la información sobre el estado migratorio de un demandante. Esta evidencia no solo es inadmisible en el juicio, sino que los acusados ni siquiera pueden preguntar sobre ella durante los procedimientos previos al juicio. Esto significa que un abogado defensor no puede preguntar sobre el estado migratorio de un demandante en ninguna etapa de una demanda por lesiones personales.

Algunas de las lesiones personales más comunes que sufren las personas indocumentadas son: lesión o accidentes peatonales, automovilísticos o por negligencia de parte de un profesional de la salud. 

¿Qué hacer al sufrir una lesión personal?

Lo principal es velar por tu bienestar, solicita asistencia médica inmediata tanto para ti como para el resto de las personas afectadas por el accidente. El siguiente paso es llamar a la policía para que genere un reporte policial de lo ocurrido. Si el accidente fue un resbalón o caída lo correcto es llamar al encargado del establecimiento y que sea él quien genere el reporte. Luego toma en cuenta que para poder demostrar quién fue el culpable del accidente es necesario tener toda la evidencia posible. Te sugerimos tomar fotografías del hecho, si no estás en condiciones de poder hacerlo, pide ayuda a algún transeúnte. Las evidencias más útiles suelen ser fotografías, videos y testimonios. Adicionalmente, pida los datos personales de los testigos por si llega a ser necesario que testifiquen. 

Por lo tanto, si tu o algún familiar sufre una lesión personal pueden generar un reclamo de compensación por los daños a pesar de ser inmigrantes indocumentado.