Como todos los estados, Texas tiene sus propias leyes para que los sobrevivientes de una persona fallecida presenten una demanda si la persona murió como resultado de un acto accidental o intencional de otra parte. Para entender quién puede presentar un reclamo por negligencia es necesario aclarar que define el estado como “muerte por negligencia.” Adicionalmente, hay que saber quién tiene derecho a presentar la demanda y los tipos de compensación disponibles.

¿Qué es la muerte por negligencia?

En Texas, una “muerte por negligencia” es una lesión que causa la muerte de una persona o la imposibilidad de nacer con vida de un feto. La responsabilidad proviene de un acto ilícito, negligencia, descuido, o por falta de habilidad/incumplimiento de parte de otra persona o incluso de una entidad.

¿Quién tiene derecho a presentar una demanda de muerte por negligencia?

En estos casos los familiares sobrevivientes tienen derecho a pedir ser compensados por la pérdida de ese ser querido. La ley de Texas especifica que el cónyuge, los hijos y los padres sobrevivientes de la persona fallecida, o uno o más de esos individuos en nombre de todos ellos, son elegibles para presentar una demanda por homicidio culposo en los tribunales civiles del estado. La única otra persona que puede presentar una demanda por homicidio culposo en Texas es el representante personal del difunto. En el caso de que los hijos del difunto presenten la demanda, estos pueden ser mayores de edad y deben ser los hijos legales del difunto. Esto significa que alguien que fue adoptado no puede demandar en nombre de su padre biológico fallecido.

En resumen, la muerte por negligencia es un tipo de demanda por lesiones personales. La diferencia entre este y otros casos de lesiones personales es que la parte lesionada murió y sus sobrevivientes están presentando la demanda.

Tipos de compensación disponibles

Entre los beneficios de compensación que se pueden recibir al ganar una demanda de muerte por negligencia se encuentran el valor total de la vida de la persona que falleció y las pérdidas financieras del fallecido. En estas categorías se incluyen gastos médicos, gastos de funeral y entierro, salarios perdidos, dolor y sufrimiento, entre otros.

Estos casos son particularmente dolorosos porque las personas se enfrentan a la profunda tristeza de la pérdida del ser querido y a tener que enfrentar un proceso legal complejo. ¿Necesitas ayuda legal? ¡Llámanos! Nuestro equipo de abogados está listo para apoyarte.

Leave a Reply

Your email address will not be published.